Honrar a los padres, significa honrar la tierra, significa tomarlos tal y como son, y honrar a la tierra significa tomarla y amarla tal y como es: con la vida y con la muerte, con la salud y la enfermedad, con el principio y el final.

Próximos talleres

Sabinillas, Manilva, Málaga

Sábado, 12 de febrero de 2022

Lugar: El Mundo de Susana

Calle Bolivia, 20

Horario: de 10 a 14  h.

Durante el transcurso de tu vida mantienes multitud de relaciones con otras personas; con tus padres, hermanos, amigos, pareja, hijos, compañeros e incluso contigo mismo. Y aunque actúas desde tu mejor saber hacer y amor, algunas veces resultan complicadas y te sientes mal. Son momentos en los que no sabes que hacer, las emociones toman protagonismo, y el pensamiento pretende encontrar una buena solución sin que ésta aparezca.


A veces ocurre que te das cuenta que no es la primera vez que te sientes así, ni tampoco, la primera vez que estás viviendo algo similar. Es el momento de buscar ayuda. Si ese es tu caso, y estás viviendo un proceso relacional doloroso y deseas encontrar una vía de solución llama al teléfono que aparece en el cartel y tu reserva tu plaza.

Reserva tu plaza

Sábado, 22 de enero de 2022

Lugar: El Mundo de Susana

Calle Bolivia, 20

Horario: de 10 a 14  h.

Hoy pienso sobre las verdaderas necesidades que tenemos las personas y la confusión de estas con los deseos. Así, tener un deseo de algo pasa a ser tener una necesidad de algo. ¿Pero es igual desear que necesitar?

Según mi criterio, las verdaderas necesidades tienen que ver con lo básico, con lo de siempre, con lo realmente necesario para una vida digna: como es el calor del hogar, la compañía de otros afines, la alimentación saludable, el contacto corporal, el buen descanso, los juegos de niños y los de adultos, pasar tiempo en la naturaleza, un buen techo donde cobijarnos, y sobre todo, sentirnos respetados por quien somos, ser amados y tener a quien amar.

Si existe carencia real o ficticia de lo anterior, se intenta cubrir con meros deseos. En realidad éstos, procuran esconder y paliar el dolor que genera la profunda desconexión con nuestro ser, y la incapacidad de poder reconocer la verdadera necesidad que en cada instante tenemos.

Para llenar el vacío que esto provoca acudimos a tapar el hueco, con objetos efímeros que aportan momentáneas, y pequeñas felicidades. Siendo incapaces de darnos el  permiso de conectar con la felicidad, verdadera y grande. Que no es otra, que la de tener cubiertas nuestras verdaderas y auténticas necesidades.

Reserva tu plaza

Si la lectura de esta reflexión te conmueve, es decir, te pone en movimiento hacia el reconocimiento de tus necesidades reales, me alegro, y si necesitaras  mi aportación para conseguir ese menester, me tienes a tu disposición en consulta individual y/o en los grupos de constelaciones. El próximo taller será el día 22 de enero, como te hago saber en el cartel adjunto.

Otros cursos o talleres

La mejor inversión es la que haces en ti.